Día Nacional de la Salud en Brasil

en 4 de Ago de 2023

Por Karen Longo – Nutricionista y Consultora de Nutrición, Korin

El Día Nacional de la Salud en Brasil, que se celebra el 5 de agosto, se creó a través de la Ley no. 5.352/1967. Se eligió esta fecha como una forma de homenajear al médico de salud pública Oswaldo Cruz, que nació el 5 de agosto de 1872.

En 1947, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Las acciones implementadas en este día tienen por objetivo despertar valores relacionados con la salud, cuya definición va mucho más allá de la ausencia de enfermedad y está directamente vinculada a una verdadera calidad de vida para la población.

Ser saludable depende de una serie de factores físicos, mentales y ambientales que deben formar parte de la rutina de todos. En lo que respecta a la alimentación, es importante priorizar los alimentos frescos y minimizar el consumo de alimentos procesados. Además, es crucial conocer su origen, los métodos de cultivo y producción animal, y la manera en la que impactan la cadena productiva. Esto genera un sentido de responsabilidad de elegir opciones saludables que sean buenas para las personas, para el medio ambiente y para el futuro del planeta.

 

Salud humana y salud ambiental

El objetivo de contribuir a una vida sana debe estar en conformidad con la búsqueda por la salud ambiental. Por lo tanto, es esencial valorar las prácticas de cultivo y producción animal y respetar los procesos que ocurren a lo largo de toda la cadena de producción, ya que ellos utilizan los recursos naturales y afectan la salud humana y del planeta a largo plazo.

La educación para la salud pública tuvo gran importancia en la historia de la evolución de la humanidad, pero actualmente es necesario tratar de temas toxicológicos, contaminantes de alimentos y del medio ambiente que pueden causar daños irreversibles a la salud.

Es fundamental atentarse para el mantenimiento de la vida del suelo y la calidad y pureza del agua, así como comprender la relación entre la contaminación de alimentos con insumos químicos y los efectos sobre la salud y calidad de vida.

Además del mantenimiento de una buena salud física, prácticas que promuevan un equilibrio emocional y social garantizan el bienestar individual y colectivo, lo que afecta la calidad de vida y la salud integral.

 

Sugerencias para mantener una buena salud humana y ambiental a través de la alimentación:

  • Elija alimentos frescos en lugar de los ultraprocesados, que contienen sustancias químicas artificiales que comprometen la salud intestinal y los procesos de detoxificación del organismo;
  • Elija alimentos producidos en sistemas de producción orgánicos/naturales libres de químicos, ya que las sustancias químicas utilizadas en la producción agrícola contaminan los alimentos, el suelo y el agua, además de comprometer la salud de los agricultores;
  • Al consumir carne y huevos, busque información sobre el origen de los animales, sistema de producción, medicamentos, alimentos, etc. ya que los residuos se acumulan en los productos finales y pueden causar daños severos a la salud;
  • Apoyar a los agricultores, productores, minoristas y empresas que invierten en procesos de producción verdaderamente sostenibles ya que es esto lo que garantiza el acceso a alimentos puros y la preservación de la salud humana y ambiental a largo plazo.

 

Pruebe también: